Tipos de rostro

El rostro redondo

Esta forma de cara es corta y ancha, con mejillas muy redondas.

Habrá que estrecharla con colores oscuros a los lados. (En el dibujo en rojo).

También tendremos que alargarla y dibujar las mejillas con tonos claros (en el dibujo en azul), dando importancia al centro de la cara.

Después de aplicar la base esparciremos otra más oscura bordeando las mejillas y la frente.

Difuminaremos bien el color en la parte saliente del pómulo, hacia la nariz.

Para estilizar aún más aplicaremos iluminador en el plano medio de la cara.

Los labios los marcaremos en un tono más oscuro que el del propio labio y los pintaremos en tonos oscuros que resaltarán la boca para que el rostro luzca más pequeño.

Los ojos se deben maquillar dependiendo de la forma, en tonos oscuros para resaltarlos y alargarlos hasta la sien.

Sigue la imagen, las zonas rojas son las que debes maquillar con un tono más oscuro de maquillaje, las zonas marcadas en azul deberás maquillarlas con el corrector más claro.

El rostro cuadrado

Esta forma de cara es muy angulosa, con frente ancha y mejillas marcadas.

Habrá que estrechar la frente y los ángulos del maxilar con tonos oscuros a los lados (en rojo en el dibujo).

Así redondearemos los ángulos. También tendremos que resaltar el centro de la cara con corrector más claro (en el dibujo en azul).

Utilizar polvo o un tono de base más oscuro que el de la piel debajo de los pómulos y a lo largo de la línea de la mandíbula para disminuir la forma cuadrada.

Difuminar bien. Aplicar más color a los costados de la frente y alrededor de las cejas y mentón para suavizar los ángulos.

El marco de los ojos deberá estirarse hacia la zona de las sienes con tonos naturales, marrones o grises suaves y el rimel es conveniente aplicarlo desde el centro del ojo hasta el exterior.

El rostro triangular

Esta forma de cara tiene una gran anchura en la frente y el rostro y se va estrechando hasta llegar a la barbilla.

Debemos reducir la frente y la barbilla con colores oscuros (en rojo en la imagen).

También tendremos que dar impresión de anchura resaltando con colores claros los lados de la cara (en azul en la imagen), en los labios y bajo los ojos.

Para corregir este aspecto debemos colorear con un tono suave desde la parte alta del pómulo hasta la mejilla, y con un toque de colorete sombrear la zona de las sienes y el mentón.

Los ojos deben ser difuminados en tonos que no se destaquen excesivamente del tono de piel; utilizaremos rimel sólo en la parte superior, las cejas las dibujaremos arqueadas sobre su propia línea para adoptar un aspecto de mayor espesor y forma delimitada.

El color de los labios debe mantener la misma gama de todo el maquillaje.

Sigue la imagen, las zonas rojas son las que debes maquillar con un tono más oscuro de maquillaje, las zonas azules deberás maquillarlas con el corrector más claro.

El rostro alargado

Esta forma de cara es larga y estrecha. Habrá que reducir la longitud de la cara en la frente y la barbilla con colores oscuros.

También tendremos que resaltar la importancia de los lados de la cara, en el centro, y lo haremos con colores claros. Así la cara parecerá más ancha.

Para disminuir el largo del rostro es aconsejable aplicar un tono de base claro que combine con el color de la piel, acentuándolo en la zona de la frente cercana a las raíces del pelo y mentón (en rojo en la imagen), con un toque de polvo un tono más oscuro.

Aplicar colorete en la parte inferior de las mejillas, avivando el color hacia la oreja.

Para ensanchar, mantenga la mayor concentración de color cerca del borde del pelo.

Nunca extiendas el colorete por debajo de la nariz.

Concentra el maquillaje de los ojos en el borde exterior de los mismos.

Finalmente los labios deben ser delineados a tono con el color de la piel y pintarlos con marrones, beiges o rosados suaves.

Sigue la imagen, las zonas rojas son las que debes maquillar con un tono más oscuro de maquillaje, las zonas azules deberás maquillarlas con el corrector más claro.

¿Quieres saber más?