Tipos de cabello

Tipos de cabello

Cada uno de nosotros nacemos con un tipo de cabello, tipo que puede cambiar a lo largo de nuestra vida al verse sometido a diferentes agresiones como pueden ser los tientes, las permanentes, decoloraciones, moldeados, alisados, etc., o a los agentes externos como el sol, el agua, el viento, el salitre del mar, etc.

La división básica que se hace del cabello son tres tipos, normal, seco o graso, y según el tipo de cabello deberemos seguir unos cuidados para mantener el cabello sano, con brillo y volumen.

Cabellos normales.

Es el mejor puesto que no tiene ningún problema y su aspecto es sano, brillante, fuerte con movimiento natural. Este es el tipo de pelo con el que nacemos la mayoría, y lo conservamos así hasta que las diferentes agresiones, químicas (tintes etc.) o naturales (sol, salitres, etc.), alimentarías (exceso de grasas, falta de hierro, etc.), lo alteran. El cuidado de este tipo de cabello debe ser el normal, para evitar que el equilibrio en el que esta el cabello se vea alterado.

Cabellos secos.

Son cabellos sin brillo, muy frágiles ya que no son nada elásticos. Tienen un ph más ácido que los normales. Los cabellos secos deben ser hidratados y añadirles la grasa natural que han perdido, existen productos adecuados para este tipo de cabello que le devolverán el brillo y el volumen, como champús, mascarillas y tratamientos correctores. Quiero saber más sobre el cabello seco.

Cabellos grasos.

Son más brillantes, pero se debe al exceso de grasa originado por una abundante actividad de las glándulas sebáceas (tienen, por esta causa, un olor característico). Esto puede ocasionar, también, en algunos casos, la caída del cabello. Se ensucian con más facilidad, y deben ser tratados con champús, mascarillas y tratamientos astringentes que disminuyen la presencia de grasa.

Casi todos sabemos que tipo de cabello tenemos, pero si tú no lo sabes, dirígete a tu nosotros y te lo diremos, es muy importante conocer el problema capilar, para así poder tratarlo correctamente.

¿Quieres saber más?