Ácido hialurónico.

¿Que es el ácido hialurónico?

El ácido hialurónico es uno de los componentes que forman la pared celular. Como ácido hidrófilo que es (que atrae el agua) su principal función es mantener bien hidratadas las células. La gran polivalencia de este ácido y otros que se encuentran en la misma pared celular los convierte en un gran aliado del cuerpo y eficaz trabajador en diferentes trabajos según este unido formando las distintas y casi ilimitadas proteínas que puede llegar a formar.

El ácido hialurónico es un viejo conocido en los tratamientos de belleza. Al igual que el botox se puede usar en forma de inyecciones superficiales en zonas localizadas de la piel. En estos tratamientos la función que ejecuta es la de hidratar y dar volumen en la zona de aplicación. Su función hidratante permite a las células captar más agua haciendo que el volumen de estas se expanda. El tratamiento por medio de inyecciones requiere de nuevas aplicaciones cada 6-8 meses. Son escasos los episodios de alergias que suelen producir una inflamación de la zona tratada. Aquellas personas con sensibilidad al huevo o a la carne de pollo deberían realizar pruebas de alergia previas al tratamiento.

¿De donde procede este ácido hialurónico?

Como ya hemos indicado se encuentra presente en diferentes partes de la piel de todos los animales. Sin embargo por la alta concentración y mayor facilidad de acceso este ácido se extrae principalmente de los globos oculares de peces así como de la cresta de gallinas.

¿Donde se aplican?

Las zonas de aplicación principales son los labios donde aporta elasticidad y volumen. También se usa en diferentes zonas del rostro donde las arrugas marcadas y la falta de elasticidad de la piel así lo reclamen. A diferencia del botox que se usa para paralizar el músculo y dar una sensación de firmeza, el ácido hialurónico se puede usar en zonas sin músculo como puede ser la zona de la nariz y los labios.

¿Duele el tratamiento?

Si, claro que duele, sin embargo durante la aplicación y dependiendo de la zona usaran anestesia en forma de crema o como la aplica un dentista en su consulta. De esta forma el dolor se apaga y el tratamiento es posible.

¿Es caro?

Depende de lo que entiendas por caro, desde 400 euros y siempre dependiendo de la extensión de la zona o de la necesidad del paciente. Debes recordar que los tratamientos son periódicos y que deberás repetir el tratamiento un par de veces al año, algunos pacientes incluso tres veces al año.

¿Existen alternativas a las inyecciones?

Si. Las diferentes empresas de tratamientos de belleza mantiene en sus catálogos diferentes cremas que contiene en su formulación el ácido hialurónico, por lo que no te será difícil encontrar una que se adapte a tu bolsillo y a tus necesidades. Las inyecciones están indicadas para aquellas personas que necesiten un tratamiento más intenso. Sobre todo en perosnas de mayor edad en las que la producción natural por parte del cuerpo de este ácido se ha reducido de forma más notable. Para el resto con usar las diferentes cremas será suficiente.

¿Quieres saber más?